Observatorio de aves

Prismáticos en el paseo marítimoSada es uno de los enclaves privilegiados para los ornitólogos, y para los amantes de las aves en general, ya que es uno de los pocos puntos del mundo donde confluyen el mayor número de rutas migratorias.

El invierno es la mejor época del año para el avistamiento de aves, siendo los mejores puntos la playa de  As Delicias y el mirador del paseo marítimo, donde podrás utilizar los prismáticos.

Desde aquí tendrás la posibilidad de ver gaviotas y aves migratorias como el vuelvepiedras (Arenaria interpres), un pájaro pequeño y rechoncho de pelaje marrón y blanco con gran habilidad para voltear las piedras en búsqueda de alimento. También encontrarás alcas (alca torda), procedente del norte y reconocible por su pico ancho y oscuro y plumaje blanco en el pecho.

Por la proximidad con el humedal de As Brañas es posible que veas alguna garza real (Ardea cinerea), garcetas (Egretta garzetta), así como el andarrío común (Actitis hypoleucos) y anátidas (Anatidae).

En invierno también nos visita el charrán patinegro (Thalasseus sandvicensis), al que distinguirás por su pico esbelto y negro con una pequeña macha amarilla en la punta.

As Brañas

GarcetaEl humedal de As Brañas de Sada, catalogado y constituido como un espacio natural relevante dentro de las “Mariñas Ártabras” se encuentra en el centro de la villa.

Además de conservar diversas especies amenazadas acoge una gran variedad de animales y vegetales. Aquí se pueden ver aves rapaces como el gavilán común (Accipiter gentilis) o el halcón peregrino (Falco peregrinus). También hay numerosas anátidas como la cerceta común (Anas crecca) o el pato (Anas platyrhynchos) y es frecuente ver garzas reales (Ardea cinerea), entre muchas otras especies.

Sin duda, As Brañas es el pulmón de la villa y alberga en su interior una de las reservas naturales más ricas de la zona.

Galería de imágenes